Siete razones para elegir la energía solar

1. Protección del medio ambiente
La energía solar es limpia, no emite gases nocivos ni genera contaminación acústica.

 

2. Conservación de los recursos
Nuestros recursos naturales son escasos; el petróleo, el gas y el uranio se agotan. En cambio, la energía solar es prácticamente ilimitada y está repartida por todos los rincones del mundo.

 

3. Sostenibilidad
La energía solar es renovable. Tan sólo debemos consumir aquello que puede renovarse. Las futuras generaciones deben aprovechar y disfrutar del patrimonio natural actual.

 

4. Eficiencia energética
Pequeño o nulo impacto ecológico.

 

5. Rentabilidad
Se puede reducir el término de energía de la factura eléctrica casi a la mitad dependiendo del perfil de consumo de la empresa. Además, la perspectiva macroeconómica de reducción de costes implica a la electricidad procedente de energías renovables. La perspectiva macroeconómica de reducción de costes implica a la electricidad procedente de energías renovables.

 

6. Independencia energética
Desgraciadamente, hoy en día más del 80% de la energía consumida en España se importa de países de África, Oriente Medio y Europa del Este. La solar fotovoltaica ayuda a que nuestro país se independice de los proveedores extranjeros de la energía primaria y contribuye a que las grandes compañías eléctricas pierdan poder de influencia.

 

7. Fácil mantenimiento
Las instalaciones fotovoltaicas no requieren un mantenimiento sofisticado.